lunes, 2 de marzo de 2015

El jueves 26 de Febrero se realizó una sesión más de las Lecturas Comentadas en la Facultad de Medicina Humana de la UNACH, proyecto iniciado hace varios años por el doctor Bernardo Hernández Tovar (asesinado en 2014) y ahora realizadas en su honor por los integrantes del grupo estudiantil “El Ocelote que Lee”.
El concepto es muy sencillo: provocar la lectura entre los estudiantes de una de las carreras mas exigentes en cuanto a leer y estudiar  libros se trata. Claro,al ser en su mayoría literatura técnica y teórica enfocada en la Medicina Humana, el Dr Tovar creía conveniente el conocimiento de las Artes y otras ciencias que complementan al profesional de la salud a través del mismo medio al que están acostumbrados como estudiantes: los libros. Después de decidir y leer alguna obra literaria, reunía a los estudiantes en la explanada de la escuela, que ahora lleva su nombre, para hacer comentarios y sacar conclusiones sobre lo leído.
El evento inicia alrededor de la una de la tarde. Una carpa, sillas, equipo de sonido en el escenario y el calor tuxtleco. Cesar Díaz, Zambra, Alejandra Vázquez, Jorge Parcero, Daniel Castañeda, Amaury López Martínez fueron los encargados de darle voz a diversos textos, donde destacaron fragmentos del libro Alabardas de José Saramago.



Libro póstumo e inconcluso, pues la muerte sorprendió al autor el 1 de octubre del 2014, dejándonos únicamente con 3 capítulos y la oportunidad a cada lector de finalizar la historia a nuestro gusto. Es una reflexión sobre la industria del armamento y el tráfico de armas, sobre el lado más oculto de la política internacional, un mundo de intereses soterrados que subyace a la mayor parte de los conflictos bélicos del siglo XX. Completada con textos de Roberto Saviano y Fernando Gómez Aguilera. La edición se acompaña de las ilustraciones de Günter Grass.
Muy ad hoc al motivo del evento coordinado por Daniel Castañeda donde también se leyeron artículos de la revista Proceso y el periódico La Jornada. En esta ocasión el motivo fue para recordar los 5 meses de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero.  Y la conclusión obvia, después de lo leído, es que no estamos obteniendo la verdad sobre lo ocurrido con estos estudiantes desaparecidos.


El Ocelote que Lee”, colectivo de estudiantes de medicina, es parte del legado que el doctor Tovar dejó a sus alumnos: el aprecio por el arte y la preocupación por los contemporáneos. Puedes encontrar mas información sobre las actividades de este comunidad en “feisbuk”: El Ocelote que lee - www.facebook.com/pages/El-Ocelote-que-lee/737874362946446 -

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante.

Total de visitas

Con tecnología de Blogger.

Seguidores

Lo más popular